BENEFICIOS FÍSICOS, MENTALES Y ESPIRITUALES DEL YOGA

¿Qué es el yoga? Esta suele ser la primera pregunta que se hace la gente que quiere empezar a practicarlo. El yoga es una disciplina, más que un deporte, porque no trata solo de cultivar el cuerpo, sino también la mente, y el alma. ¿Quieres conocer todos sus beneficios físicos/mentales/espirítuales? ¡Toma nota!

 

Beneficios físicos:

  • Fortaleza: las asanas tonifican cada parte de tu cuerpo.
  • Resistencia: la práctica regular incrementa tu capacidad de trabajo.
  • Flexibilidad: un correcto estiramiento mantiene jóven tu cuerpo.
  • Postura: una postura erguida sin esfuerzo es el resultado de tu práctica
  • Energía: una relajación profunda te deja fresco y calmado
  • Salud: tu mente y cuerpo están en equilibrio, y eso se traduce en bienestar
  • Mejora de la circulación sanguínea

 

Beneficios mentales:

  • Concentración: la penetración de las posturas de yoga profundiza y extiende la concentración, la memoria y la atención.
  • Estabilidad emocional: el contacto con el yo interno nos da perspectiva sobre la vida y aisla la mente de las alteraciones.
  • Paz: tranquilidad en el mente, tolerancia en la mente y la absorción en el yo interno genera un estado permanente de paz y tranquilidad.
  • Autoreconocimiento: desarrolla las habilidades necesarias para comprender el funcionamiento de la mente a través de la observación de la actividad del propio cuerpo y de la respiración.
  • Desarrollo integral y progresivo de mente y cuerpo: facilitando la expresión de los potenciales del practicante y fortaleciendo el autoestima.

Beneficios espirituales:

  • Sabiduría: una práctica persistente desarrolla el conocimiento que florece como sabiduría.
  • Libertad: la equanimidad y la sabiduría conducen a la experiencia de libertad en la vida diaria.
  • Integración: la exploración regular y la conexión de las capas mentales, espirituales, físicas y emocionales conducen a un estado íntegro de armonía.
  • Descanso mayor durante la noche.
  • Calma: otra forma de afrontar los problemas.